lunes, 6 de marzo de 2017

CORAZONES COMESTIBLES

Mamás y papás, nuestro restaurante se ha convertido por un día en una exquisita pastelería… para realizar la receta más dulce de nuestra carta: galletas decoradas con fondant.



El fondant es increíble, parecen barras de plastilina de muchos colores diferentes. Podemos coger un trozo y modelarlo con las manos, esta blandito y además sabe riquísimo. ¡Cómo hemos disfrutado! Todo lo que es nuevo, y divertido, a nosotros nos encanta porque somos grandes exploradores,  y por supuesto también en la cocina.

Nuestro amigo Ferrán ha invitado a su mamá Sara y a su abuela Dolores, dos grandes reposteras que nos enseñado que el amor también se puede comer, siempre que sea el principal ingrediente de nuestra receta. El cariño, la paciencia y la ternura puesta en cada galleta las han convertido en verdaderos trocitos de corazón comestible que han deleitado los exigentes paladares de nuestros mini Chefs.

Con las manos lavadas y nuestros delantales puestos, recibimos a nuestras amigas, que nos trajeron la base de galleta ya elaborada y muchos trozos de fondant diferentes para que pudiéramos escoger nuestro color favorito. Trabajamos la masa dulce como si fuera plastilina: haciendo bolitas que luego aplastábamos con el rodillo. Entre tanto, algunos de nosotros, no pudimos resistir la tentación de probar la delicia que teníamos entre manos. Después, ayudándonos del molde que más nos gustó, dimos forma a la pasta de color y pegamos nuestra elaboración a la galleta. Por último, la metimos en una bolsita que cerramos con un precioso lazo.










































































Cocinar es una oportunidad para aprender y compartir muchas cosas. El mejor lugar del mundo para hacerlo es nuestra casa en compañía de nuestra familia. En ocasiones especiales como esta, nuestra casa se extiende a la escuela y nuestra familia se amplía con nuestros amigos, dando lugar a momentos maravillosos. Gracias a todos los que lo hacéis posible.










ESPECTÁCULOS EN EL RÍO


La diversión y el entretenimiento no paran en nuestro restaurante. Son muchos los artistas que nos visitan cada semana consiguiendo siempre arrancar una sonrisa a nuestros exigentes comensales. A todos los que nos dedicáis vuestro tiempo y vuestro amor, MUCHÍSIMAS GRACIAS, de todo corazón.


MARÍA JOSÉ Y MARINA, PRIMAS DE NUESTRO AMIGO ANDRÉS
Nos hicieron una adaptación del cuento de Ratatouille muy especial para nosotros, y una insignia de Chefs para nuestros delantales, que lucimos durante el desfile de carnaval.











GRANADA, MAMÁ DE NUESTRA AMIGA EVA
Nos entusiasmó con el cuento de Caperucita Roja






ROSA, MAMÁ DE NUESTRA AMIGA VICTORIA
Nos deleitó con un clásico precioso: La Cenicienta.